Juvenal Olmos

Como jugador brilló principalmente en la U. Católica y el Waregem de Bélgica. Aunque su talento como volante también se paseó por el Irapuato de México, Antofagasta y O Higgins de Rancagua. Supo del sabor dulce de los títulos en la Ucé, con quienes ganó torneos locales y Copa Chile. En 1999 debutó como técnico en equipos profesionales dirigiendo a la Unión Española, equipo al que ascendió a Primera División. Luego entrenó a U Católica donde también fue campeón el 2002. Rápidamente pasó a la Selección Chilena a la que dirigió en clasificatorias y Preolímpicos. Newell’s Old Boys y Everton de Viña del Mar fueron sus última experiencias desde un banco, labor que cambió temporalmente por pasiones tan diversas como el running, el baile y el comentario deportivo.