Los Yankees de Girardi, los líderes serenos

Girardi sigue sin convencer a muchos seguidores de los Bombarderos, pero dirige en una época austera en el Bronx

210038
False

Justo este jueves Joe Girardi consiguió su victoria 701 –con 527 derrotas- al frente de los Yankees de Nueva York, en el triunfo sobre los Orioles de Baltimore, su principal oponente en la disputa por el título divisional del Este de la Liga Americana.

Este es el octavo año del ex receptor en las riendas del equipo. En las siete pasadas temporadas solo ha ganado una Serie Mundial, y lo hizo en su mejor campaña con los ‘Mulos’, con foja de 103-59. El título se lo ganaron a los Phillies de Cliff Lee, Cole Hamels y Pedro Martínez, con Ryan Howard, Chase Utley, Jayson Werth y Jimmy Rollins a la ofensiva.

Esperar que ganaran ese año Girardi y los Yankees era normal porque enlistaban nombres y poder con Jorge Posada, Mark Teixeira (156 juegos), Robinson Canó, Derek Jeter, Alex Rodríguez, Johnny Damon, Melky Cabrera, Nick Swisher y Hideki Matsui. Entre estos titulares sonaron 228 cuadrangulares, remolcaron 776 carreras y anotaron 765.

En el ya lejano 2009 fueron el segundo mejor bateo colectivo de las Grandes Ligas con promedio de .283, pero el club fue líder en jonrones con 244, en impulsadas con 881, en carreras con 915 y en imparables con 1.604.

Su rotación la encabezaban C.C. Sabathia, A.J. Burnett y Andy Pettitte, que en conjunto tuvieron marca de 46-25 (45% de las victorias del equipo, y cerraba Mariano Rivera -44 rescates y ERA de 1.76 ese año-). No ganar la Serie Mundial era un fracaso.

De 2010 a 2012 ganaron al menos 95 juegos y llegaron dos veces a la Serie de Campeonato del Joven Circuito, pero en 2010 ya no estaban Matsui, Damon ni Cabrera, aunque llegaron Curtis Granderson y Russell Martin, y en la serpentina arribaron abridores como Hiroki Kuroda e Iván Nova.

Entonces comenzó la austeridad. En 2013 ganaron 85 juegos y en 2014 fueron 84, y ambas veces se quedaron sin playoffs. A esos grandes nombres de 2009 los comenzaron a suplir Chris Stewart, Lyle Overbay, Eduardo Núñez, Jayson Nix, Vernon Wells, Ichiro Suzuki, Travis Hafner, Brian Roberts, Yangervis Solarte, Chase Headley, Carlos Beltrán, Stephen Drew, Andrew Jones y Alfonso Soriano. Todos, o casi todos, ya veteranos. Lo más destacado que han contratado son Brian McCann como receptor y a Masahiro Tanaka como abridor. Se retiró Derek Jeter, y su sustituto es Didi Gregorius.

Además, por lesiones, Mark Teixeira jugó solo 138 duelos entre 2013 y 2014; bateó para .209, con 25 bambinazos y 74 producidas, mientras Alex Rodríguez no jugó todo el año pasado por suspensión por violar la política de sustancias prohibidas, y en 2013 tuvo 44 cotejos, con promedio de .244, 7 jonrones y 19 impulsadas.

Este 2015 ha cambiado la situación. Tras 94 juegos, Nueva York tiene récord de 53-41, con 5.5 juegos de ventaja sobre Azulejos, el segundo lugar de la división. En 2014 estaban 47-47 (5 duelos detrás de Baltimore), y en 2013 marchaban 51-43 (6 atrás de Medias Rojas).

La ofensiva también se destaca como la tercera más jonronera de todo el béisbol con 122 palos, tercera con más remolques con 405 y cuarta en anotadas con 425.

El cuarteto Teixeira-Rodríguez-McCann-Gardner suma 69 cuadrangulares y 220 remolcadas. El bullpen es bastante sólido con Andrew Miller (22JS, 1.62), Dellin Betances (7JS, 1.40), Chasen Shreve (1.88) y Justin Wilson (2.57). Son el bullpen con más ponches en todas Las Mayores con 332, el tercer relevo con menos ocasiones de salvamentos desperdiciadas con 7, el bullpen es quinto mejor de la Liga Americana en efectividad (3.30), y a su vez el quinto más trabajado en su circuito con 297.1IP.

La duda se inclina en los abridores. La rotación es la novena efectividad de la Americana con 4.19, y la décima en entradas lanzadas con 548.1. Lo importante es que aun tiene una semana para reforzarse y fortalecer sus aspiraciones a postemporada.

Este jueves, luego de que Masahiro Tanaka (7-3, 3.64) permitió dos jonrones en la octava entrada, Girardi salió (con toda calma que refleja una ventaja 9-3 a cuatro outs de la victoria) a la loma para remover al serpentinero que más se aproxima a ser su as esta campaña, este año cuando Yankees puso su marca anual de más juegos arriba de .500 en porcentaje de juegos ganados con 12, y cuando tiene la diferencia más grande de la temporada en el liderato de su división con 6 encuentros.

En la novena entrada el timonel de Nueva York, todavía con la pizarra 9-3 y a un out de ganar, mandó a un nuevo relevista a trabajar el último tercio. Tal vez por eso Joe Girardi aun no terminar por convencer, por lo tranquilo ante cualquier situación que fue como jugador y lo es ahora como manager, por lo sereno que es en la austeridad, aunque los Yankees sean los líderes del Este de la Americana, a pesar de que no hay muchas apuesta favorables sobre el equipo.

Deja tu comentario