Pellegrini, y el pecado de no ser 'el mejor'

El técnico chileno dejará al City para dar paso a la llegada de Guardiola en el banquillo, similar a lo que vivió en Madrid

238165
False

No bastó estar disputando todas las competencias. El contrato se cumple, aunque había una opción por otro año, y Manuel Pellegrini se va del Manchester City para que llegue Pep Guardiola.

Luego de dos temporadas completas, ‘El Ingeniero’ ganó con el equipo la Premier League y la League Cup en su primer año. La campaña siguiente se fue con las manos vacías.

En el presente curso se encuentra segundo en el futbol inglés con 44 puntos, tres detrás del Leicester City. En la League Cup ya está en la final, donde enfrentará al Liverpool el 28 de febrero. En la FA Cup topará en la quinta ronda ante Chelsea, mientras que en la UEFA Champions League jugará los octavos de final contra el Dynamo Kiev. Aún puede ganar todas sus competencias.

Pero eso no importa, aunque las ganará, porque quien está disponible es Guardiola, el entrenador más ganador de los últimos cinco cursos completos.

La deuda pendiente para entrenador chileno es la Champions, donde en las dos pasadas ediciones no pudo cruzar los octavos. Este su último año podría ‘sacarse esa espina’, como ya lo logró con el Villarreal (semifinales 2005-06) y Málaga (cuartos 2012-13). Las dos veces en octavos de final, como citizen, ha caído con el Barcelona.

En el Real Madrid pasó por algo similar. Impuso récord de puntos (96) pero acabó detrás del Barça. Ese puntaje conllevó también marca de victorias, pero no sirvió porque no ganó nada, ya que fue eliminado por el Lyon en los octavos de la UCL, y por el Alcorcón en la Copa del Rey.

Aunque el acuerdo con Florentino Pérez era por dos años, su aventura merengue solo duró uno para ser reemplazado por José Mourinho, quien era la mejor opción que ofrecía el mercado para competirle al Barcelona, o al menos eso es lo que decían.

En par de ocasiones Manuel Pellegrini ha ‘pagado’ por no ser el mejor en ese momento, pero sin duda ha demostrado ser muy capaz, ya que se encuentra en la órbita de clubes importantes. Ese podría ser su próximo destino, otro equipo con ambiciones grandes.

Deja tu comentario