El ex jugador del Real Madrid que soñó con ser taxista si se frustraba su carrera en el fútbol

Un imperdible relato del padre de Pepe con un diario brasileño reveló algunos datos impensados acerca de la vida del defensor quien aseguran apuntaba a ser taxista en el caso de no prosperar como futbolista.

332080
False

En dialogo con la prensa brasileña esta semana, Anael Ferreira, padre del defensor del Besiktas y ex Real Madrid, Pepe, se animó a revelar algunos de los más insólitos detalles acerca de los inicios de su hijo en los campeonatos regionales del Estado de Sao Paulo.

 Tal y como Anael mismo recuerda, uno de los tantos episodios del zaguero relacionados con su vehemencia dentro de las canchas estuvo cerca de costarle su carrera deportiva por culpa de un periodista quien pidió el retiro forzado del futbolista.

No sé si llamarlo accidente o incidente. Su equipo (Sport Club Corinthians Alagoano de Brasil) perdía 1-0 y necesitaba empatar para seguir en la Copa Sao Pulo. Cuando hicimos el gol, el portero agarró el balón para perder tiempo. Pepe fue hacia el portero para quitarle balón, pero vino otro jugador y le empujó al suelo. Pepe reaccionó y le golpeó en la cara sin mucha delicadeza, con la mala suerte que llevaba aparato. Ahí me di cuenta del lío que se iba a montar”, inició explicando Ferreira.

Enseguida agregó: “Este periodista pidió que Pepe fuese expulsado del fútbol. Un chaval de 13 ó 14 años de edad. Él pedía eso y cuando fichó por el Real Madrid después pedían entrevistas y ahí fue cuando tuvimos que recordarle todo lo que hizo. Pudo acabar con la carrera de mi chico, pero gracias a dios no ocurrió”.

Y es que, antes de hablar sobre el presente del jugador y sus ilusiones con la Selección de Portugal de cara al próximo Mundial, confesó que aquel incidente estuvo cerca de definir el futuro laboral del jugador a otros rubros, casi totalmente impensados para la época: “El fútbol era muy difícil durante esa etapa y no quería ver a mi hijo terminar su carrera de esa forma. Yo le dije: ‘Vamos a ver hasta dónde nos lleva el fútbol y si no lo conseguimos, no te preocupes. Yo tengo un coche, lo vendo y compro un taxi para que lo conduzcas. Tú tendrás trabajo’. El taxi hubiera sido la opción en caso de no haber triunfado en el fútbol.

Lea más en MARKETING REGISTRADO

 

Deja tu comentario