Di Matteo y Abramovich, al calor de las Copas

Por la razón que el dueño de los Blues le dio la oportunidad al italiano en el banquillo es la misma razón por la que lo cesaron

74599
False

A finales del curso 2011-2012 el Chelsea se quedó con los dos títulos a los que podía aspirar desde que Roberto Di Matteo se hizo cargo del equipo.

Primero, el 5 de mayo, los Blues se llevaron la FA Cup al doblar 2-1 al Liverpool en la final. Después, el 19 de ese mes, fueron a Münich para arrebatarle la UEFA Champions League al Bayern en su propio feudo.

La liga para el Chelsea ya estaba perdida cuando el italiano sustituyó a André Villas-Boas en la fecha 28, cuando tenían 49 puntos y el líder Manchester City contaba con 66. Eran 17 puntos de distancia cuando restaban 33 por disputar. Más de la mitad.

La única responsabilidad para el técnico interino era calificarse a Champions para la edición 2012-2013. Di Matteo cumplió y no por la tabla inglesa, sino de la forma más deseada por Roman Abramovich, dueño del club, con el título europeo.

Siempre se manejó al italiano dentro del interinato, y se barajaban nombres para sucederle en el cargo.

Di Matteo hizo méritos para ser considerado y continuar en el banquillo de Stamford Bridge, y se le brindó la oportunidad.

En esta temporada el Chelsea se mantuvo en la cima de la Barclays Premier League por 10 de las 12 jornadas hasta ahora, y está a cuatro puntos del líder City. Un buen lugar.

El problema está en los torneos de copa. El Chelsea avanzó a la tercera ronda de la League Cup. En la UEFA Champions League son terceros de grupo y están cerca de quedar eliminados, a una fecha de terminar la primera fase, lo que sería un gran golpe para el equipo al ser el primer campeón en quedar fuera en la etapa de grupos en la historia de la competencia. Muy lamentable luego de conseguir su primera Champions.

Además, Roberto Di Matteo ya perdió dos títulos este curso, la Community Shield (2-3) con el Manchester City y la Supercopa de la UEFA (1-4) ante el Atlético de Madrid.

La obsesión del magnate ruso Abramovich era ganar la Champions, y aunque ya la consiguió, no bastará.

La historia del Chelsea es copera. Apenas cuenta con cuatro ligas, y tres han sido en las pasadas nueve ediciones (ya con Abramovich). Pero ya tienen siete FA Cups, cuatro League Cups, cuatro Community Shields, una Copa UEFA y una Champions.

Roberto Di Matteo ganó una oportunidad de dirigir al Chelsea al ganar copas. Y ahí mismo, en las copas, la perdió.

Roman Abramovich y la historia del Chelsea no permiten el fracaso copero.

Números de Di Matteo con Chelsea

COMPETENCIAMARCAGOLESTÍTULO
Premier League*12-6-542-27No
Champions League6-3-221-14
League Cup*2-0-011-4No
FA Cup4-0-014-4
Community Shield0-0-12-3No
Supercopa UEFA0-0-11-4No
TOTALES24-9-991-562 de 4

*Sin tiempo para pelear título

Deja tu comentario