Los grandes peruanos en problemas

Los tres equipos emblemas del Perú no se pudieron armar de la mejor manera de cara al año 2018 con el Torneo Descentralizado y la CONMEBOL Libretadores.

False
342321

Alianza Lima, Universitario de Deportes y Sporting Cristal afrontan la nueva temporada con la necesidad de suplir a sus estrellas que se marcharon en este mercado de fichajes.

Alianza, vigente campeón de la liga peruana, perdió al mediapunta uruguayo Luis Aguiar, su jugador más desequilibrante para lograr en 2017 su primer título nacional en once años, quien regresó a Uruguay para recalar en el Nacional, máximo rival del Peñarol, de donde llegó al equipo peruano.

El conjunto blanquiazul, dirigido por el uruguayo Pablo Bengoechea, también se quedó sin el delantero argentino Germán Pacheco, que fichó por el Fortaleza brasileño.

Para suplir esas dos sensibles bajas, Alianza contrató al delantero peruano Janio Posito, procedente del Sport Rosario de Huaraz; al centrocampista argentino Tomás Costa, del Olimpo; y el uruguayo Maximiliano Lemos, de Juventud de Las Piedras.

En peores circunstancias quedó Universitario, muy mermado al registrar las salidas de sus principales jugadores y quedar impedido de poder reemplazarlos, pues el club tiene prohibido contratar nuevos futbolistas hasta junio de 2018, como sanción por no haber cumplido con sus compromisos en la refinanciación de su deuda.

Del club crema salió su máximo goleador, el panameño Luis Tejada, que se marchó al recién ascendido Sport Boys del Callao, mientras que el centrocampista uruguayo Diego Guastavino regresó a su país para jugar en el Liverpool.

A México se marcharon el centrocampista Alexi Gómez, que jugará en el Atlas, y el portero Carlos Cáceda, que lo hará en el Veracruz, mientras que el experimentado defensa Alberto Rodríguez fichó por el colombiano Atlético Junior de Barranquilla.

El equipo dirigido por el argentino Pedro Troglio solo pudo retener al centrocampista panameño Alberto Quintero, al venezolano Arquímedes Figuera y al argentino Diego Manicero.

Por su parte, el Sporting Cristal perdió al delantero Irven Ávila, máximo goleador de la pasada temporada de la liga peruana, quien fichó por el Lobos BUAP mexicano.

Al fútbol azteca también se fue el joven delantero Ray Sandoval para jugar en el Monarcas Morelia junto a su compatriota Raúl Ruidíaz, mientras que el centrocampista Joel Sánchez recaló en el Tigres.

Los celestes ficharon al técnico chileno Mario Salas, que dejó la Universidad Católica de su país, mientras que también se reforzaron con el portero Patricio Álvarez, que ocupará la vacante del chileno Mauricio Viana, y con el delantero argentino Emanuel Herrera.

Del resto de los trece clubes que componen la primera división de Perú destaca el regreso del delantero argentino Bernardo Cuesta al Melgar de Arequipa, donde ya jugó entre 2012 y 2016, y fue uno de los artífices del campeonato nacional ganado en la última campaña que vistió la camiseta rojinegra.

Al fútbol peruano también volvieron el centrocampista peruano Christofer Gonzáles y el delantero colombiano Robinson Aponzá, quienes jugarán en el Sport Rosario de Huaraz tras haber militado anteriormente el Colo Colo chileno y en el Junior de Barranquilla, respectivamente.

Por su parte, el Deportivo Municipal de Lima se reforzó con el centrocampista panameño Ricardo Buitrago y el delantero peruano José Manzaneda, una de las sensaciones de la pasada temporada cuando vistió la camiseta del Cantolao.

Asimismo, el colombiano Jeferson Collazos salió del Cantolao para firmar por el UTC de Cajamarca, mientras que el atacante paraguayo Cristian Bogado anunció que no continuará en el Unión Comercio para regresar a su país a escuchar ofertas.

Deja tu comentario