Kokorin y Mamáev tendrán que pagar para utilizar el gimnasio en la cárcel

Los futbolistas fueron encarcelados por agredir a funcionarios y realizar destrozos en distintas locaciones de Moscú.

False
380975

Los futbolistas rusos Alexandr Kokorin (Zenit) y Pável Mamáev (Krasnodar) tendrán que pagar para poder entrenar en el gimnasio de la prisión preventiva de Moscú en la que han sido encerrados por agredir brutalmente a dos funcionarios y un conductor.

"Kokorin y Mamáev se proponen firmar una solicitud en la que pedirán que les dejan entrenar cuando les trasladen a una celda normal", dijo hoy Iván Mélnikov, secretario de la comisión que vela por los derechos de los presos en Moscú, a la prensa local.

Explicó que en la prisión de Butirka hay un gimnasio, pero tendrán que pagar 400 rublos (un poco más de 50 euros) a la hora por mantenerse en forma y ducharse.

Según las reglas de la cárcel, los presos sólo pueden pasear una hora al día en el patio y ducharse una vez a la semana.

Ambos futbolistas, que podrían ver rescindidos sus contratos con sus clubes, fueron trasladados el viernes al famoso centro de detención Butirka, donde estuvieron encerrados famosos disidentes soviéticos.

En principio, Kokorin y Mamáev deberán permanecer en Butirka hasta el 8 de diciembre, aunque sus abogados han adelantado que recurrirán su encarcelamiento con el argumento de que tienen hijos pequeños.

Kokorin y Mamáev han sido encerrados en virtud de la parte 2 del artículo 213 (gamberrismo) y 116 (agresión) del código penal, lo que puede acarrearles penas de hasta siete años de cárcel.

Deja tu comentario